Latin America
es

Testimonios

Mi activación fue un mes después de la cirugía y me sorprendió al oír algo metalico por primera vez! Me pareció raro, pero la calidad del sonido era sin duda mucho mayor. Me conmovió cuando oí, mientras conducia, la flecha de mi coche y lo juro esta vez lloré .Hoje no vivo sin mi IC,  despierto a las 5:30 y ya lo pongo y solo voy sacarlo a las 23:30 cuando voy dormir. No más ejerzo mi trabajo, mientras la calidad sea superior,  la voz de los niños sigue siendo muy difícil de comprender, pero trabajo en la oficina de las escuelas y estoy muy bien en mi trabajo. Puedo decir sin duda que el IC fue lo mejor que ha pasado en mi vida después de que me quedé sorda.

- Claudia López Azevedo, maestra, usuaria Harmony