Latin America
es

Testimonios

El IC para mí fue un punto de inflexión. Tengo pérdida desde los 13 años. A medida que la pérdida fue progresiva, no me di cuenta de lo que estaba perdiendo gradualmente a lo largo de los años. Después de una pérdida repentina en enero / febrero el año 2016 se iniciaron los procedimientos para el implante. Hice la  cirugía en junio y la activación en julio de 2016.

Poco tiempo después el "todo junto y mezclado" se estaba convirtiendo en sonidos bien definidos. Hoy ya hablo en el teléfono (siempre que la conversación no es largo y la persona hable lentamente), ya entiendo TV, dependo muy poco de la lectura labial, no puedo entender gran parte de la música (que sigue siendo mi mayor dificultad ).

El IC fue un renacimiento. Saber que a pesar de la repentina privación de un sentido yo podria seguir mi vida normal.

- Valdirene, usuaria Naída CI unilateral